Translate

sábado, 4 de abril de 2020

NO TE ABANDONES

viernes, 3 de abril de 2020

APROVECHA EL TIEMPO

Ahora que hay tiempo, piensa, lee, escribe y razona. Déjate de ver TV y películas que te roban lo que mas vale, tu tiempo y es finito...nada es para siempre y se acabará tarde o temprano.

Leyendo la religión Sintoista que practican en Japón me llama la atención tres cosas:
La primera es que buscan el ORDEN en todo.
La segunda la SIMPLEZA.
Y la tercera la BELLEZA.

Son tres fundamentos de esta religión que practican con empeño  los japoneses. Y así les va.  Cuando acuden a sus templos, que son totalmente abiertos para todo el mundo, acuden a OFRECER, nunca a pedir.
Ellos ofrecen sacrificios para mejorar, para tener mejor trabajo, aprobar con esfuerzo algo que se proponen y se comprometen con sus Dioses para cumplir esas promesas.

Mientras los cristianos acudimos a los templos a pedir....salud, trabajo...dinero....buenos negocios....felicidad...y todo a cambio de nada; como si fuera una obligación de Dios conceder todos los caprichos deseados por los humanos. Y la frase famosa de:
"Dios proveerá".

En vez e: "A Dios rogando y con el mazo dando".

La verdad es que con esfuerzo y compromiso, todo se consigue.
Con Orden, Sencillez y buscar siempre la Belleza.

jueves, 2 de abril de 2020

THINGS HAPPEN

"Las cosas  pasan"

Cuando no podemos cambiar las cosas si podemos cambiar nuestra forma de verlas, sentirlas y valorarlas.

Para los chinos "crisis" ,significa: "oportunidad".
Para otros crisis es sinónimo de desastre, quiebra, desgracia,
fatalidad....mientras que el chino ve oportunidad y cambio.

Cuando Estados Unidos decretó el embargo a Rusia de todos sus aliados, entre ellos Europa;  Rusia se espabiló y empezó a producir esos productos que compraba y ahora es autosuficiente en muchos productos que le mandaba Europa.

Es aquello de: "Cacumen apretatus, discurrit velociter." Cuando la necesidad aprieta, la imaginación despierta.

Estamos en el mundo en vísperas de un gran cambio en todos los aspectos; económico, social, cultural e incluso de valores...no sé si vamos hacia un "Ciberhombre", lo cierto es que la tecnología nos dominará con la voluntad del Gran Hermano.

Y siguiendo con Darwin, o nos adaptamos o perecemos.
¿Cuanto nos va a costar esta nueva adaptación?
Ni se sabe ni lo podemos imaginar ya que hace unos día era impensable cerrar todo el mundo en sus casas y ya está hecho.

¿Como serán las nuevas empresas, lo nuevos sistemas de consumo...? 
Ser profeta es la peor profesión hoy en día;  pero sí podemos decir que mientras dispongamos de un poco de cerebro hay que usarlo, dejar de ver , oír cantos de sirenas y pensar por nosotros mismos.

Y repito, ya que no podemos cambiar el mundo sí nuestra forma de verlo, sentirlo y actuar en nuestra pequeña parcela.



sábado, 21 de marzo de 2020

PREPÁRATE QUE VIENE PARDA

El camino que llevamos la humanidad es tal que no sabemos
los cambios que nos vamos a encontrar cuando salgamos de esta.

Como dice un viejo refrán: "No hay mal camino que lleve a buen pueblo"

Mas que nunca nos vemos  "OBLIGADOS" a pensar.
Pensar y ver de forma objetiva la nueva realidad en la que nos toca vivir , pero se hace necesario subsistir a todos los cambios.
No vale pensar en las experiencias pasadas ni en viejas glorias, ni siquiera en nuestros propios principios; están  ya cambiando totalmente las Reglas del Juego en todos los campos de la vida.

El campo de juego ya no es el mismo.
El juego tampoco.
Los árbitros, distintos.
Y lo único que persiste somos los jugadores, totalmente desorientados.
Es una realidad que se ve venir día a día y nos puede pasar como el viejo cuento de la "rana".  Si metes una rana en un recipiente con agua caliente, salta.  Si la metes en agua fría, se queda a gusto y no salta. Ahora bien; si el agua fría la calientas, poco a poco...poco a poco mas caliente...llega un momento en que la rana se queda muerta y no se entera."

La rana somos nosotros, todos los humanos y el agua es el ambiente donde estamos en cada momento y sin darnos cuenta va cambiando el ambiente de tal forma que como no nos adaptemos o saltemos a tiempo....nos quedamos fritos, como la rana de la historia.

Nada es casual, todo tiene un motivo, una causa, un origen, una fuerza primera que impulsa a unos resultados.

Estamos obligados a tener una actitud  expectantes, observantes, críticos, analíticos pero sobretodo PENSANTES.

Como no sabemos ni el camino ni el destino, en cada momento debemos estar atentos a los cambios para no caer en el precipicio.

Hoy mas que nunca nos vemos obligados a pensar y no aceptar nada por hecho, cuestionarlo todo. Mirar los acontecimientos bajo distintos puntos de vista y hacernos muchas preguntas aunque no encontremos la respuesta.

Tenemos que andar, pero muy precavidos.
Sentirnos felices dentro del cambio, sin miedo a nada, buscar ayudas necesarias y fiables ya que solos no podemos emprender nada.    
No podemos frenar pero sí amortiguar el golpe.

Niño adulto viejo

jueves, 19 de marzo de 2020

Juguete roto

Se nos rompió el juguete.
Todo se nos vino abajo. Todo cambió en unos minutos.
¿Y ahora qué?
Pensar, pensar y pensar.
¿Donde estamos?
¿Sabemos como vamos a salir y cuando?
¿Qué planes podemos hacer?

Son tantas las preguntas que solo cabe una respuesta:
LEE.

Escribe lo que piensas.
Repasa tu vida hasta el día de hoy.
Errores y aciertos.  Se sincero.
Como te gustaría seguir viviendo.
Y sobretodo: ¿Como te gusta que te recuerden?

Catastrofismo no, sinceridad y objetivo.

Optimista en la realidad.
Alegre por estar vivo.
Sonreír a la vida.
Compartir felicidad.
Ayudar a todo el mundo, aunque no se lo merezcan.
El rencor y la envidia matan, evítalos.

Y sobretodo SUEÑA.
Créate un mundo ideal del cual te sientas actor y partícipe.

Siente la felicidad por tus venas y sonríe mucho.
Ya llegará el tiempo de actuar y ver los grandes cambios que entran en la humanidad. Mientras.....piensa y se feliz.



martes, 17 de marzo de 2020

LAS EMOCIONES EN LA VIDA

Tantas Cabezas, Tantos Sombreros

Cómo hacer un plan de Marketing

Things Happen

Con dinero o sin dinero

Mejorando lo presente

El Contagio

Securitas Securitas

Por qué sufrimos?