Translate

martes, 26 de octubre de 2010

Cada pan cuece a su tiempo

Las cosas tienen su tiempo de madurar, como la fruta.  En márketing es importante la oportunidad, el instante, el momento en que actuar.


Acertar en este instante de oportunidad lleva ensayo, estudio y rapidez de acción para no adelantarse ni atrasarse en la decisión. Es lo que se llama dar en el clavo o estar en el sitio adecuado y en el momento preciso.


Para ello hay que ver, oír y estar muy atento a los continuos cambios del mercado, de la sociedad, de 
la política y de los eventos que pueden suceder, tanto buenos como malos para sacar provecho de ellos.


Estamos en plena evolución de acontecimientos, muchos de ellos previsibles otros no.
Si nos anticipamos a estos cambios y ofrecemos lo que en ese momento va a ser necesario, el triunfo está garantizado.


Dejar pasar el tiempo o esperar que otros fracase o triunfen para actuar, es de entrada un fracaso, falte de estudio serio del mercado o indecisión cobarde con lo que no se consigue nada.
Hay que arriesgar. "Quien quiera peces que se moje"(Para torear y para casarse, hay que arrimarse).
Sin riesgo no hay beneficio, pues ya se sabe que lo que se consigue fácil, fácil se pierde.
El valor ,el coste de las cosas radica precisamente en el precio que estamos dispuestos a pagar por ellas . Dicho de otra manera , según la necesidad que de ella tengamos.
Así pues hay que estar atento a la aparición de múltiples negocios y no dejarlos pasar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.