Translate

miércoles, 16 de diciembre de 2009

TODO PASA

     No hay mal que cien años dure.
   Todas las religiones tienen unas creencias en un mas allá.
   Todas las religiones creen de algún modo en el paraiso después de la muerte.
   Todas creen en el castigo de los malos y el premio de los buenos.
  ¿Y por qué todas coinciden en el paraiso del mas allá?
   ¿Es que aquí se está tan mal?
  La verdad es que hay un contínuo movimiento pendular en toda la vida. Pasamos de ser Hijos Predilectos a Hijos de P. en 24 horas.      Pasamos de ser muy felices a desdichados. De poseer un equilibrio y bienestar enormes a perderlo todo en unos minutos, incluso la salud tanto física como mental.  Y esto forma parte de la vida.  Y sobretodo el cuerpo humano está programado para vivir 100 años. No todos llegan y pocos lo sobrepasan.
 Conocer estas ralidades nos ayudan a vivir de una forma mas sensata; a no perder el equilibrio de la mente y saber reaccionar ante cualquier adversidad de las muchas que nos tienen que suceder por el simple hecho de existir.
 Las obligaciones nos hacen a veces perder el equilibrio sobrevalorando cosas en exceso y minimizando otras mas importantes.
  Es aquí donde hay que actuar, en la mente.
  Para buscar trabajo.    Para tomar una decisión.  Para contratar a alguien. Para juzgar la situación actual y ver el futuro según la realidad.  En todo se muestra el equilibrio y el buen hacer corriendo los menos posibles riesgos y sacando el mayor beneficio posible.
 Hay que tener en cuenta que hay que actuar. El tiempo no se detiene y nosotros pasamos muy rápido por la vida por lo que tenemos que valorar bien nuestra situación y aprovechar cada minuto
en beneficio mútuo y de los demás que nos rodean.   No hay mayor felicidad que ver a los nuestros felices.
              Este es uno de los secretos del márketing.  Conseguir a base de vender objetos, la felicidad de las personas y las de su entorno. Consiguiendo mayores comodidades, facilitando la vida y hacíendola cada vez mas agradable y confortable. Márkting del biestar.
         Pero claro, todo tiene un límite, al igual que el mal, no puede durar mucho y el sentido común nos dice que hay que estar en contínuo cambio para adaptarnos a las nuevas necesidades.
Márketing comercial, márketing político, márketing religioso, deportivo,cultural,social.....todo en la vida es márketing, es querer vender algo es querer influir, es querer hacer mas felices a otros y a su vez que estos nos ayuden a ser mas felices, mas posesivos y eso no siempre es justo aunque sí es de suma actualidad en el mundo.
 Los mas ambiciosos tratan de vender sus ideas a otros para medrar, para trepar, para sobresalir, para gobernar, mandar y disfrutar de mayores placeres, no siempre de forma ética.

          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.