Translate

lunes, 13 de diciembre de 2010

Mas vale un TOMA, que cien TE DARÉ.

El cliente quiere siempre "confiar" en el vendedor, en el producto y en el servicio
Para ello , desconfía cada vez  mas de las "promesas" y cree en las realidades y si son inmediatas, mejor que futuras.
Cumplir siempre las promesas es la base de una buena negociación para lo cual hay que asegurase bien antes de que son factibles y en la mayor brevedad posible. El cliente cuando se le promete algo lo quiere YA, y el tiempo de espera es signo de duda, de desconfianza, de posibilidad de dar marcha atrás y rechazar la oferta. Para evitarlo, hay que concretar bien los plazos y una forma es prever posibles incidencias de transporte de fabricación, de almacén....para ello hay que dar la fecha aproximada : "Entre 3 o 4 días o 5 o 6 semanas, mese....horas..."
Nunca decir con exactitud si no se está seguro de cumplirlo .
De todas formas es conveniente en algunos productos de larga espera tener al cliente al corriente de por donde va la fabricación o la confección de "su" producto (Algo así como la gestación y el parto), para que vea que estamos en ello y al corriente de nuestras promesas.
La plena satisfacción del cliente es la mejor propaganda.
Y eso depende de los pequeños detalles que sepamos manejar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.