Translate

jueves, 3 de junio de 2010

El hombre que mordió al perro.

La noticia no es que un perro muerda a un hombre, la noticia es que un hombre muerda a un perro.
A esto en márketing se llama : IMPACTAR.
Llamar la atención, crear la curiosidad por algo distinto, diferente a lo normal, algo que nos sorprende. Pero no está  aquí  todo.
 Además de IMPACTAR, hay que MOTIVAR, mover, desear, cambiar de actitud  frente al tema.
 La valla publicitaria de Maricle, con una muchacha real de carne y hueso en lo alto, sentada en una silla...no se sabe si el esfuerzo sirvió para vender mas medias o para que la gente pensara que son peliogrosas las medias a esa altura.
 La casa de cristal de Chile, en la que se veía absolutamente todo, tampoco sabemos si sirvió para vender mas mobiliario o simplemente para que aumentara el morbo en las casas.
Las Mamachicho, grupo de muchachas de buen ver cantando su canción pegadiza, tampoco se sabe en realidad qué vendían, si es que vendían algo.
 Así pues, todo impacto que no lleve a motivar un deseo o hacer cambiar de actitud, no sirve, es un gasto inútil de publicidad, como muchos de los que vemos a diario.
 Y si con ese impacto,  llega el deseo y se consigue la ACCIÓN  de comprar, el objetivo  está cumplido.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.