Translate

lunes, 10 de octubre de 2016

LA COMPETENCIA

Siempre  se  ha  dicho  que  si   no  existe   hay  que  crearla.   Porque   la  competencia  es   nuestro   mayor   estímulo   para   mejorar,  innovar,  añadir   valor   a  la   oferta   y   sobretodo   a   conocer   más   al   cliente   con   el   fin   de   darle   lo   que   precisa   al   mejor   precio   cuando,  cómo   y   donde   él   quiere. 

La  soberbia   es  causa   de  que   la  competencia   nos   supere   y   sobretodo   si   somos   más   grandes   que   ellos.   No   hay   enemigo   pequeño,   se   dice   que   toda   fuente   quita   clientes   al   bar.

Otra  gran   lección   que   recibimos   de   la   competencia   es   la   de   ofrecer   justo   lo   que   el  cliente   precisa   y   no   derrochar   en   esfuerzos   innecesarios,   como   dice   el   refrán: "No  por   mucho   madrugar   amanece   más   temprano".
O   lo  que   es   lo   mismo,  hacer   el   mínimo   esfuerzo   para  obtener   el   máximo   resultado,
Estar   en   el   lugar   preciso   y   en   el   momento   oportuno   y   de   la  mejor   forma   esperada.

Conocer  es  estar   más    cerca   del   cliente. 

Si   no   podemos   mejorar   la   oferta  de   la   competencia   podemos   dejar   de   luchar   y   buscar   un   nuevo   nicho,   o  hacer   pequeñas   ofertas   hacia   el   mismo   camino   con   pequeñas   ventajas.
Ver  lo   que   hace   la   competencia   es  el   principio   de  nuestro   plan   y   estratégica   para   conseguir   nuevos   clientes.  Nos   muestran   un   camino   que   ellos   ya   han   trillado  y   su  experiencia  nos   enseña   donde   pueden   encontrarse   nuevas   oportunidades   y   a  evitar  errores.

Competencia   directa   o   indirecta,    que   mas   da , 
al   fin   toda   es   un   cúmulo   de   esfuerzos   y   experiencias   que  nos   llevan   ventajas   y   nos   adelantan   en   el   conocimiento   del   cliente.

Es   lógico   que   antes   de   lanzar  una   oferta   tenemos   que   ver   qué  hay   similar   en  el   mismo   campo. Y   hoy   con   la   guerra  cibernética   se   pagan   grandes   cantidades   a   los   Hackers   por   conseguir   información   de   la   competencia   en   todos   los   aspectos   comerciales,   sociales,  políticos,   culturales   incluso   religiosos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.