Translate

miércoles, 29 de agosto de 2018

CUESTIONANDO SIEMPRE

Anta la gran facilidad de exponer dudas, falsedades y mentiras, inexactitudes, equivocaciones, errores que luego cuestan mucho, la solución es: "Cuestionar". "Preguntar, preguntar y preguntar."

Las clásicas preguntas que nos hacen pasar por ignorantes pero que luego nos dan la ventaja del acierto en las decisiones:

1ª    ¿Quien lo dice?
2ª    ¿Porqué lo dice?
3ª    ¿Para qué lo dice?
4ª    ¿Cómo lo dice?
5ª    ¿Dónde lo dice?
6ª    ¿En qué momento lo dice?

Contestando a estas preguntas podemos encontrar la verdad de lo dicho y el sentido expresado  u oculto del mensaje.

Pero a su vez son verdaderos argumentos de venta si los empleamos para convencer al cliente de algo que nos interesa a ambos.
 Argumentos con fundamento y datos reales contrastables.

Con lo cual las preguntas sirven para dar o recibir si están bien presentadas y con voluntad de no engañar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.