Translate

sábado, 16 de julio de 2016

LO PEQUEÑO ES GRANDE

Una   ventaja   para   vender   es   bajar   precios   sin   bajar   calidad   y    eso   se   consigue,   entre    otras   fórmulas,    disminuyendo   la   cantidad   de   producto    o   servicios.

Es   más   fácil    para   vender   determinados   productos    empezar   por   pequeñas   cantidades   o   servicios   mínimos    y   a   partir   de   ahí,   ir   aumentando   la   cantidad    y    la   calidad.

El   precio   influye  mucho   en    la    mayoría   de   las  personas   de  clase    media    o   baja,   mientras    que   para     las   clases   altas,   suele    ser   más   importante,  el   valor    del    producto    o   servicio   que   el    coste   en   dinero.  Unos   buscan    economía   y   otros    buscan   notoriedad.

Hoy,   con   la   facilidad   de   comparar    cualquier  producto   y   conocer   mejor    sus    prestaciones,    limitaciones   y    precios,   gracias   a   Internet   y   las   opiniones    en   las   redes   sociales,    es   más   fácil   saber   el   éxito   que   tendremos    antes  de   salir   al   mercado.

Lógicamente,   en   esta   bajada   de   precios    hay   que   cuidar   mucho  el    envase,   el   packaging,  la
imagen,   los   colores,   olores,   tacto   del   producto.

Se   asocia   un    producto   con   todos   los   elementos   que   mueven   los   sentidos,   y   mantener   la   uniformidad,   aunque   el   producto   sea   más   pequeño,   es   necesario   para   generar   congianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.