Translate

miércoles, 20 de julio de 2016

PERDER EL TIEMPO

Una  fórmula   muy   común  para  perder  el  tiempo  es  confundir   lo   que   es   irrelevante   por   lo   importante.

Muchas   cosas   que   tienen   un   valor   efímero  en  determinados   momentos   las   vemos  vitales,   importantes,   necesarias.   Mientras   que   otras  que   de   verdad   son   importantes   las   menospreciados. 

Valores  equivocados   que   nos  pueden   desviar   mucho   del   rumbo   que   hemos   marcado.

Todos  necesitamos   sentirnos   útiles   y   los   clientes   también,    por   lo   que  buena   forma   de   vender   es   hacerles   ver   su   utilidad,   la   revalorización   de   su   marca   personal    al   adquirir   determinados   productos.

Se   trata   de   incorporar  el   valor   del   producto   al   valor   del   cliente,   a   su   marca   personal  sin   ver   más  que   su   justo   valor   y   beneficio   sin   faltar   nunca   a   la   verdad.  Demostrar   lo  que   es  importante   y   lo   que   mañana   puede   ser   irrelevante   pero   no   por  eso   deja   de   ser   en   este   momento   importante.

Si   bien   la   importancia  o   la   irrelevancia   son   juicios   del   cliente,   no   deja   de   ser   responsabilidad   del   vendedor,   como   consejero,  advertirle   para   generar   confianza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.