Translate

domingo, 10 de agosto de 2014

COM--PARAR

Toda comparación es odiosa.
Es como una lucha donde hay
siempre un ganador y un perdedor.
Lo mejor es siempre evitar la contienda.
Evita siempre la comparación.

Al enemigo ni agua.
Jamás nombres a la competencia.
Y menos lo compares con los productos
que ofreces.

Nombra las ventajas que tienen los productos
que llevas, las cosas en que son superiores,
pero sin nombrar la competencia, como si
no existiera, aunque la debes conocer muy bien.
Tu solo ofrece ventajas y soluciones .

Desde el momento que comparas
los productos, haces una guerra en la mente
del cliente obligándose a discernir, pensar y
con la posibilidad de equivocarse.
Nada de busque y compare.
Dáselo ya comparado con un montón
de ventajas y razones para querer el producto
que le ofreces.

Por eso nunca hablas de los productos que
tu tienes,  sino de lo que el cliente tiene
a su disposición.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.