Translate

jueves, 21 de agosto de 2014

VERITAS ODIUM PARIT

La verdad engendra odio.
Sobretodo si es inesperada,
inoportuna o va en contra
de los principios naturales.

Hay que decir la verdad,
pero hay que ser prudentes
para no herir, molestar o crear
problemas. 

Muchas veces  es mejor callarse
 que ser sinceros.

La verdad es la eficacia, es aquello
para lo que sirven las cosas,es la realidad.
Pero hay que primar la eficiencia,
buscar el momento oportuno y ver
el resultado esperado con satisfacción.

No siempre es bueno decir la verdad,
pero siempre es malo decir la mentira;
la mejor opción ante la duda del resultado,
es callarse , no decir nada, esquivar, derivar,
ladear o alargar la pregunta para no tener
que decir una verdad que puede dañar.

Tampoco se trata de hacer como Las Sibilas
Griegas. Estas pitonisas cuando algún guerrero
le preguntaba como le iba a ir en la guerra,
contestaban siempre lo mismos:
Irás, volverás, no morirás. 

Lógicamente si moría, los parientes reclamaban
y la respuesta de las pitonisas era simplemente
decir que el había movido una coma :
Irás, volverás no, morirás.

Estos acertijos se prestan a muchas dudas
y la duda es el principal enemigo de tomar
decisiones.

Así pues el vendedor, cuando tiene que dar
una mala noticia, ha de pensar mucho el
momento oportuno y medir bien las palabras
intuyendo la reacción de quien le escucha.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.