Translate

domingo, 18 de septiembre de 2016

LO QUE MÁS VALE

"Lo  que  más  vale  es  lo  que  menos  se  valora,   el   tiempo."

El  tiempo   es   muy   limitado,  es  lo  único   que  tenemos   para  dar   valor   a   todas   las   cosas,  a  nuestra   propia   vida   ya  que   cuando   se   acaba,   se   acaba   todo.

Y  sin   embargo ,  es   lo  que   menos   valoramos,   es   quizás   porque   se   nos   da   gratis.

Hay   muchos   ladrones  del   tiempo   y  tenemos   que  estar   atentos   para   que   no   nos   quiten   eso   que   es   parte   vital   de  nuestra  existencia.

La  tecnología,   el  borreguismo,   el   hacer   siempre   lo   mismo,   ir   por   donde   van   todos,  incluso   nosotros   mismos   lo   desperdiciamos   pensando   muchas   veces   en   descansar,  no  terminar   una  faena   esperando   que   con   el   tiempo   sea   más   fácil.

La  gente   cuando   quiere   algo   lo   quiere   YA,   no  espera,   la   impaciencia   es  lo   que   marca   la   diferencia   y   luego   se   arrepiente   por  actuar  demasiado   impulsivos    sin   valorar   justamente   las   decisiones.  Esta  valoración   del   tiempo,  de  las   decisiones  es   trabajo   del   vendedor   que  debe   sugerir  a   sus   clientes  aquello   que   les   va   a   hacer   más   felices,  no  solo   en   el  momento   presente,   sino   durante   más   tiempo.

Aconsejar   la  forma  de  disfrutar   del   tiempo,   de  vivir  cada   momento   mejor  y  con   futuro.
Ayudar   al  cliente   para   que   confíe   en  productos,   personas,  programas,  vivencias   que   le   hagan   pasar   el   tiempo   más   felice.

Pero   también   ayudar   a   poner  límites   a  cosas  que   nos   hacen  perder   mucho   tiempo   como   las   multitareas    que   acaban   agotando   y desenfocando   el   verdadero  objetivo   de   cada   acción.

¿Cómo  poner  fin  a  los   ladrones  de  tiempo?

1. Negociar   bien   aquello    a   lo  que   nos   comprometemos.   Poner   límites.

2.  Tener   una  lista  de  prioridades.

3.  Objetivos   claros  sabiendo   lo  que  es  importante       y  lo   que  es   accesorio.

4.  Imponer   pausas   para  recargar   fuerzas   y   ver        las   cosas   bajo   otra   distancia.

5.  Desconectar   cada   dos   horas.

6.  Rodéate  de  gente   positiva,   productiva,  triunfadora,   que   sepa   más   y   así   aprenderás.
La   productividad   como   la   estupidez , ambas   se  contagian,   es   aquello   del   refrán   que   fice :
" Díme  con   quien   andas   y   te   diré   quién   eres"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.