Translate

miércoles, 15 de noviembre de 2017

HABLAR POR HABLAR ES TONTERÍA

El cliente siempre quiere ser el protagonista en cualquier compra y debemos entenderlo así, por lo tanto, hay que dejarle hablar y tratar de comprender sus razones de compra.

Muchas veces el vendedor con el ansia de sorprender, habla y habla y marea la perdiz, llegando aburrir y consiguiendo que el cliente no compre.

Hay que hablar lo justo y con palabras precisas y a la altura del cliente con pocos tecnicismos .  Piensa que compran mas por sentimiento, por afecto, por cariño,por envidia, por aparentar que por necesidad. 
O sea, que la emoción, la experiencia y la propia sensación son los verdaderos motivos de compra, por lo menos en la mayoría.

Adaptar nuestro lenguaje al cliente, el tono, las mismas palabras, el mismo punto de vista y todo con un mimetismo que no raye en el ridículo pero si buscando empatía.

Habla lo justo y preciso para motivar y sobretodo, escucha mucho para saber como hablar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.