Translate

lunes, 20 de noviembre de 2017

NUNCA DES NADA POR PERDIDO

Sucedió en la guerra.  Un soldado mientras avanzaba el batallón
 tubo un aprieto y pidió permiso al capitán para aliviarse a lo que el capitán, dio su consentimiento pero no sin antes advertirle: "Date prisa, que viene el enemigo y no te pillen cagando." Cosa que así fue pero el destino le favoreció ya que todo su batallón fue abatido por la aviación y solo el se salvó al ser prisionero. (Y todo por una simple necesidad fisiológica, como otro pasajero que perdió el avión por la misma causa y el aparato desapareció en el mar)

La lección es mas que evidente, pero no vamos hacer chiste de una cosa tan obvia.  No hay mal que para bien no venga.
Si miramos las desgracias, los malos momentos desde otro punto de vista, todo cambia y sobretodo si aprendemos algo.

Ya sabemos, aunque nos duele, que en la vida: "No es lo que nos pasa, es la forma de como tomamos lo que nos pasa."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.