Translate

viernes, 20 de junio de 2014

SUPERINFORMATION

"Los excesos se pagan"

Demasiada información
solo sirve para desinformar,
desorientar, y crear caos e
indecisión."

"In medio virtus"
La virtud está en el medio.
"Ni tanto ni tan calvo que 
se le vean los sesos"

Buscar el equilibrio con la
enorme cantidad de información
 a la que estamos expuestos a 
diario es ya un gran problema.

Indecisión.
Desorientación.
Y falta de confianza.
Son los tres pasos que debe salvar
todo vendedor.

Partiendo de los conocimientos  que
tenga el cliente hay que hacerle ver
la verdad basándonos siempre en
su propio interés para generar la
plena confianza.

Dar demasiada información puede
ser tan perjudicial como dar muy 
poco y escasa. Hay que dar la justa,
la que pueda asimilar el ciente y
la que le sea de verdadera utilidad.
Saber demasiado de un producto no
siempre es bueno para confiar en el.


Pasa igual como con los medicamentos
que nos recetan los médicos. Si leemos
las "contraindicaciones", no tomamos
ninguno y sin embargo son buenos,
 para la dolencia que tenemos.

Así que usa la información con equilibrio,
seguridad, moderación y poco a poco
ves ampliando los conocimientos al
cliente que usa ya el producto.
Recuerda que quien mejor te puede
informar  sobre el producto es el
mismo cliente que lo usa:
Pregúnta al cliente es la mejor
fuente de información sobre el
producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.