Translate

viernes, 12 de junio de 2015

PREGUNTA SIEMPRE

Discutir,  nunca,  preguntar,  siempre.

Discutir es exponer las razones personales de forma acalorada, alterada, incluso puede llegar a ser violenta.   Mientras que preguntar los motivos para defender esas razones es de inteligentes ya que así
se puede comprender y ver errores de fondo que nunca salen cuando hay acaloramiento, mas bien se trata de tapar con los gritos y amenazas.
Es como querer apagar un fuego sin  cortar la causa.

En toda discusión salen dos vencedores pero distanciados y a veces hasta enemigos por pensar de forma diferente por lo que hay que evitar cualquier discusión y tratar por todos los medios de preguntar
por los motivos que han llevado a eso que se presenta como hecho real.

En las discusiones hay separación, rechazo, llegando a la indiferencia incluso al  odio retenido.
En el diálogo se escuchan razones y se buscan causas sin prejuicios ni sentencias predeterminadas.

No tenemos que pensar todos igual porque ni somos iguales ni vemos las cosas bajo el mismo punto de vista.

Lo razonable es ponernos en la piel del otro y mirar a través de sus ojos, o sea, como dicen los Xiuxs, andar con los zapatos del otro para entenderle.

De todas formas una manera sencilla de evitar discusiones es pensar que estamos aquí de paso y nada nos pertenece y lo único que tenemos que hacer es dejar las cosas tal cual las hemos recibido, no estropearlas.     Si rompes tu juguete, no se puede prestar a otro niño que lo precise cuando a ti ya no te haga falta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario y procura no ser ofensivo conmigo, solo intento aportar mi granito de arena, estoy abierto a diferentes opiniones y sugerencias, muchas gracias.